Todos los productos los realizamos artesanalmente (100% a mano), utilizando la tradicional técnica de raspado y calado (sierra de marquetería) sobre latón.

 

Una vez acabadas las piezas, se llevan a galvanotécnia y se bañan, sin excepción, en oro, rodio, plata o el metal deseado.

 

El raspado es una técnica de grabado tradicional y 100% manual realizada con un buril, instrumento utilizado por el grabador para abrir la talla sobre la superficie del latón. El mango del buril se acopla en el hueco de la mano. El grabador lo impulsa ejerciendo presión con el brazo y lo dirige mediante el dedo índice.